EDITORIAL: Edición Octubre del 2006
Vigilancia y conciencia,
parte de nuestra vida

Al cerrar nuestra edición no podíamos conocer los resultados de las Elecciones Presidenciales 2006, por lo no sabemos si ya tenemos nuevo Presidente o tendremos que esperar a la segunda vuelta para su elección. Lo que si debemos es conocer y tener presente en nuestras mentes es cada uno de los ofrecimientos de los candidatos, ya sean de nuestra preferencia o no, para que en su momento sirvan de prueba a los incumplimientos a los que podrían incurrir después de ganar las elecciones.

Como habitantes de una parroquia tan importante de Guayaquil, deberíamos crear un grupo de ciudadanos para que se encarguen de constatar los diferentes ofrecimientos pronunciados en época de campaña política y si es el caso, desenmascarar cada una de las mentiras ofrecidas al pueblo ecuatoriano. Esta acción quizás ayude a evitar que en próximas elecciones los candidatos presenten planes irreales llenos de demagogia que lleva a tantas lamentaciones en las familias que se arrepienten de haber dado el voto a un determinado candidato, que al llegar al poder no cumple con sus ofrecimientos.

En otro tema debemos comentar que en el mes de septiembre se impulsó la Ley que obliga a impartir en los colegios la materia de Educación Sexual, esta ley debería ser bien aplicada para que nuestros jóvenes comprendan que no es más “chévere” aquel que llega a la promiscuidad a corta edad, peor aún intentar fomentar el hecho de que se dará muchas ventajas a todas aquellas madres adolescentes.

Esta nueva ley debe promocionar que los padres con ayuda profesional puedan guiar a los hijos y no terminen como tantos jóvenes que en la actualidad carecen del sentido de responsabilidad para proteger y mantener sus hijos.

Nuestra juventud debe comprender que es muy doloroso no contar en muchas ocasiones con servicios básicos, tales como: agua, luz, ni que decir de salud y vivienda, esto es negado para muchos sectores de nuestra ciudad. Imagínense lo que es pasar a formar parte de los tantos ciudadanos y sus familias que viven en condiciones de extrema pobreza.

Al crear conciencia sobre este tema se busca bajar los altos índices de natalidad y de pobreza que agobian al País, y quizás con otras acciones del Estado y la Sociedad en un futuro cercano se podría llegar a gozar de una buena estabilidad económica que permita la sustentabilidad de las familias y así tener buenos ciudadanos que amen al País y lo saquen de la categoría de tercer mundistas o “en vías de desarrollo” a la que pertenecemos.

 

Dirección: Cdla. Bellavista MZ 72 V20. Av. Barcelona y J. Perrone G. * Telfs.: 04 4 220 28 05 - 04 4 220 94 05 * mail@oesteinformate.com