EDITORIAL: Edición Enero del 2008
UNA VEZ MÁS...
¿qué pasa con nuestro país?

Una vez más los líderes del País se enrumban por el camino equivocado, creando discordia y confrontamiento; no es solo por los actuales, sino recordando a los anteriores, ¿qué será lo que le pasa al Ecuador, que no puede elegir adecuadamente?, ¿se cometerán nuevos errores este año?, o ¿es que no existen buenos candidatos?

El País espera salir del subdesarrollo, pero al paso que vamos y con los medios empleados nunca lo conseguiremos. El mandatario quiere eliminar a los "pelucones" que lamentablemente son los mismos de siempre, según él para distribuir bien las riquezas, pero debemos admitir que penosamente son ellos los que generan muchas de las plazas de trabajo en Guayaquil; no creemos que el Gobierno se encuentre en capacidad de proporcionar actividades que generen el empleo que necesitamos para tratar de cubrir económicamente nuestras necesidades básicas en este encarecido entorno.

Lo vivido en estos días se ha convertido en un lío personal más que un problema político, y lo que se está logrando es perjudicar a nuestra Ciudad, no nos imaginamos lo que sería volver a tener baches en "todas" las calles, un sistema de alcantarillado "completamente" obsoleto, sin lugares turísticos y basura en "todos" lados. De manera transparente y sin preferencias creadas se deberían llevar los contratos que se firmen en los Municipios y Fundaciones, deben ir grupos de representantes del pueblo, empresas y profesionales de todos los sectores y no solo los mismos de siempre. Cuidado con que al tratar de corregir los obscuros negociados de siempre, la Patria sea de "otros" y no de todos, tal como se está evidenciando día a día. Son muchas las cosas que se han conseguido para que ahora volvamos al centralismo, esto no debemos permitirlo.

Guayaquil en marcha, es un nuevo slogan, hoy circulante, pero realmente esto ha sido desde siempre convirtiéndose en una ciudad cosmopolita que genera la mayor cantidad de recursos económicos e impuestos y que sirven para pagar los sueldos de tantos burócratas vagos capitalinos, enemigos de la Patria. Debemos tener presente que es el guayaquileño quien que no descansa, buscando todos los caminos para con sudor conseguir el ingreso diario.

También, son muchas las personas de otras provincias que se han asentado en esta Ciudad, ahora casi se puede decir que más de la mitad, entonces acaso no se debe ser agradecido con esta magistral ciudad que los acoge y se debe impedir que hagan lo que se quiera con ella, en perjuicio de la misma.

Esperamos que los líderes políticos rectifiquen a favor de todos, porque al menos los Guayaquileños, después de muchos años podemos volver a demostrar toda la valentía de la que gozamos tiempos atrás.

 


Dirección: Cdla. Bellavista MZ 72 V20. Av. Barcelona y J. Perrone G. * Telfs.: 04 4 220 28 05 - 04 4 220 94 05 * mail@oesteinformate.com