EDITORIAL: Edición Abril del 2007
Los comentarios,
a cuatro actores de nuestra comunidad.

A los políticos es necesario comentar lo lamentable de ver como seguimos en lo mismo de siempre, aunque para algunos acaparadores de riqueza lo que se viene haciendo es perfecto, consideramos que nuestro pueblo está sintiendo ya los estragos de la no reactivación de la economía sino del simple parche y remiendo para no entrar al caos. Tropezando en redundancia debemos promulgar: “Economistas todos, qué pasa con la economía del país”.

A los dirigentes del área de la educación se los debe censurar por este nuevo inicio del año lectivo en el que una vez más las aulas de todos los centros educativos fiscales, fiscomicionales y municipales del sector aguardan la llegada de los miles de estudiantes, quienes con ansias de encontrar un nuevo ambiente en cada salón, se encuentran con la sorpresa de no contar con un espacio acorde con su estudio. En varios planteles del sector los asientos y pupitres llevan meses sin ser reparados y algunos con patios rebosantes por las aguas lluvias que esparcen su contaminación en todos los sitios de los locales educativos en deterioro. A pesar de las múltiples preocupaciones que tienen los planteles por disponer de una infraestructura que reemplace el mal estado de los mismos, las clases en todos los planteles educativos, se iniciaron. Es un panorama que cada año se repite, siempre esperando la ayuda del Gobierno de turno.

Fue también indignante ver cómo el futuro de nuestros hijos estaba en una rifa donde el premio mayor es la llamada "educación", deficiente, maquillada con antiguos polvos de épocas memorables donde era el empuje y nobleza de héroes niños que hacían brillar a las instituciones educativas siempre dirigidos por recordados y ya extinguidos maestros.

A los que ya no estudian, cuando llegan los fines de semana, debemos recomendar que se preocupen por tratar de descansar un poco junto a sus hijos y destinarlos en actividades de recreación, deportes o dedicarlos para actividades como la lectura, escritura o meditación. Porque si de relajación interna se trata, la distracción a través de una buena lectura es lo más recomendable.

A nuestros lectores en este espacio, les queremos agradecer el buen recibimiento de ustedes hacia nuestra revista, puesto que en días pasados al acercarnos a varios sectores de la comunidad para realizar una encuesta hemos comprobado con satisfacción de que en muchos hogares nuestra revista es bien recibida y sobre todo LEÍDA.


Dirección: Cdla. Bellavista MZ 72 V20. Av. Barcelona y J. Perrone G. * Telfs.: 04 4 220 28 05 - 04 4 220 94 05 * mail@oesteinformate.com